Aire

De tanto pasar bajo el agua aprendí a aguantar la respiración incluso en la costa porque las olas siempre regresan a arrastrarte, pero él era el aire y las ganas de respirar.

En la vida encuentras personas que te rompen, otras te cosen para que puedas llenarse una y otra vez. Él fue esa fuerza externa que me daba la seguridad que debería sentir sola y debía reencontrar después de cada despedida hasta que pude atraparla.

Nos conocimos sabiendo que no podías quedarte y agradeceré siempre que fueras inspiración en un momento que sentía todo perdido, mi admiración es infinita por transmitir ese sentimiento de calma sin importar tu caos interior.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s