Viajes Pesadilla

Amo a los huéspedes, desde los que son encantadores o un ejercicio constante de paciencia, hasta los que la pierden y explotan inesperadamente.

En muchas ocasiones estas molestias están relacionadas con la planeación de su viaje o políticas del hotel desconocidas para ellos, debido a que no son viajeros frecuentes, así que para evitar tener un viaje pesadilla o convertirte en un huésped pesadilla, están las siguientes recomendaciones:

Al reservar:

Investiga si habrá eventos en la ciudad o cercanías que se interpongan en tus planes o suban la tarifa exponencialmente.

Proporciona todos tus datos de contacto y asegurate de que se registraron de manera correcta, eso incluye una tarjeta de CRÉDITO válida que servirá como garantía para mantener la reservación. Escucha con atención las políticas de reservaciones, pregunta por ellas y lee tu confirmación a detalle. 

Si reservas por Internet lee las letras pequeñas que especifican que la tarifa no incluye impuestos. Evitar molestarte con la recepcionista por “aumentar el precio de la habitación” durante el check in.

Si reservas por agencia, asegurate de leer suficientes reseñas positivas.

hotsson149

Antes de tu estancia: 

Si tienes solicitudes especiales, comunicale al hotel, ellos estarán encantados de cumplirlas si cuentan con la disponibilidad, las habitaciones comunicadas y tener a toda tu familia asignada en un mismo piso es imposible si lo solicitas al check in. 

Confirma tu reservación y tu hora de llegada, si eres tú quien reserva y se hospeda, lleva tus confirmaciones impresas o en tu teléfono listas para mostrarlas.

Si alguien reservó por tí, pide la confirmación. Hago hincapié en el paso de las confirmaciones como medio de reafirmación porque es común reservar para un día antes o después del día real en el que llegan y de tanto ver las fechas en sus confirmación a lo mejor se dan cuenta, también porque un Whatsapp de un familiar tuyo diciendo que te reservó no nos es válido.

Al Check In:

Escucha sobre promociones y posibles ascensos de habitación, muchas te pueden interesar. O si no te gusta leer etiquetas, que es totalmente válido, en recepción te pueden aclarar todo lo que tiene costo extra en la habitación para que no te espantes al check out.

Proporciona tus datos de facturación y específica si necesitarás facturas separadas para que el check out sea más ágil para ambos.

Presta atención a las indicaciones de la recepcionista y luego haz preguntas. Es común que tengamos que seguir un discurso que las resuelve todas, confía en que se te dará toda la información que necesites antes de dejarte ir.

Durante tu estancia:

Comunica cualquier detalle a recepción, ellos como encargados de la atención directa a los huéspedes pueden resolverlo en minutos. No tengan miedo de marcar, a lo mejor puede ser un ejemplo simple pero si el aire acondicionado tiene temperatura ártica, mantenimiento puede programarlo en segundos y se ahorrarán una noche de sufrimiento. 

hotsson153

Al Check Out:

Haz check out con tiempo, no presiones al recepcionista porque si se equivocan ellos son los que tendrán que pagar el error de su sueldo.

Evita historias de terror, tanto para los recepcionistas como los huéspedes.

Si bien, las medidas descritas arriba pueden ser en extremo precavidas, lo que ocurre cuando más de una de estas recomendaciones no son seguidas es tan terrorífico como las reacciones de algunos huéspedes, especialmente porque tanto ellos como nosotros sabemos que esa serie de eventos desafortunados pueden evitarse y de poco sirve lamentarse en el front desk.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s